Civilization VI: Rise and Fall - Tamara lidera Georgia

¿Qué caracteriza a un monarca ideal? ¿Ser un individuo sensato y diplomático? ¿Ser un mecenas visionario o un firme defensor del reino? Pocos pueden ajustarse a tal definición, pero Tamara, la reina de Georgia en el cenit de su edad de oro, cumple con esas expectativas.

Nacida alrededor de 1160 (los historiadores no se ponen de acuerdo sobre su fecha de nacimiento), la hija del rey Jorge III y la reina Burudukhan tuvo que luchar desde el principio por conservar la corona. Los nobles de la corte preferían a su primo, el príncipe Demna, como sucesor del trono. Se rebelaron cuando ella tenía 17 años. Rápidamente fueron aplastados por el rey Jorge III.

Tamara fue nombrada heredera y gobernó junto a su padre poco después de la rebelión. Cuando Jorge III murió en 1184, Tamara asumió el gobierno de una Georgia fracturada. Tuvo que hacer concesiones y los nobles la presionaron para casarse con un pretendiente elegido por ellos: el príncipe Yuri de la Rus.

Los dos se casaron en 1185, pero su matrimonio no duró mucho. Yuri condujo a las fuerzas georgianas a la victoria en el campo de batalla, pero era una persona grosera y desagradable que causaba numerosos problemas en la corte. Tamara se divorció alegando la ebriedad e inmoralidad de su marido. Eso fue toda una gesta considerando la época: la monarca de una nación fervientemente cristiana se divorciaba de su marido para conseguir, con posterioridad, permiso por parte de la Iglesia para celebrar nuevas nupcias. Cosas así no ocurrían nunca.

Después de que Tamara se separase de Yuri, Georgia presenció la mayor expansión de sus fronteras. Los georgianos lucharon contra los sultanatos musulmanes vecinos y, liderados por excelentes generales entre los que se incluía el rey consorte, David Soslan, los conquistaron. Los reinos cercanos se convirtieron en vasallos y protectorados. Los nobles georgianos dejaron las intrigas para acudir a la llamada de su reina. Georgia incluso fundó el Imperio de Trebisonda para ganarse un hueco entre los poderes de Oriente Medio. 

Tamara tuvo muchos pretendientes después de Yuri. Después de todo, era la monarca de un reino próspero. Según se cuenta, al declarar el sultán de Rum la guerra a Georgia, proclamó que conseguiría a Tamara «como una esposa musulmana o como una concubina cristiana». El diplomático enviado para transmitir ese mensaje fue golpeado en la cara por un cortesano georgiano.

Se dice que Tamara, siempre piadosa, rezó en las cuevas y el monasterio de Vardzia y se dirigió a sus tropas desde los escalones de la iglesia. Inspirados por su devoción, los georgianos aplastaron a las fuerzas del sultán.

Tamara también fue una dedicada mecenas. Impulsó el comercio y acuñó monedas con su monograma y títulos, codificó leyes y construyó iglesias y catedrales. La cultura georgiana se desarrolló como una fuerte y vivaz mezcla de cristiandad bizantina con ideas persas.

Se dice que Tamara murió en 1213, pero se desconoce la ubicación de su tumba. Algunos dicen que fue enterrada en un monasterio para evitar la profanación de su cuerpo. Otros afirman que sus restos se llevaron en peregrinación a Tierra Santa para enterrarlos cerca del Santo Sepulcro.

Tamara llegó al poder en un reino dividido y, al morir, lo dejó más grande, más poderoso y más seguro de su identidad cultural. Fue canonizada como santa por la fe ortodoxa oriental y hoy en día sigue siendo un símbolo nacional para los georgianos.

UNIDAD EXCLUSIVA: KHEVSURETI

Los guerreros del territorio Khevsureti de Georgia mantuvieron sus tradiciones durante incontables generaciones (hasta el siglo XX, siguieron luchando con armas y armaduras más propias de épocas medievales). Estos feroces georgianos iban pertrechados con cota de malla y espadas, hachas y pequeñas rodelas negras adornadas con cruces para las incursiones nocturnas; debido al color del escudo, los guerreros eran prácticamente invisibles a la luz de la luna. No es ninguna sorpresa que esta orden de guerreros tenga una bonificación a su fuerza de combate, pero también ignoran las penalizaciones al movimiento en las colinas. Aunque la tradición era su consigna, se adaptaron a los tiempos e incorporaron armas de fuego cuando su importancia en el campo de batalla devino incuestionable.

ESTRUCTURA EXCLUSIVA: TSIKHE

Las fortalezas georgianas, situadas entre colinas y acantilados, protegen el campo. El tsikhe tiene altos muros con merlones (los parapetos entre las almenas usados como estructuras defensivas) redondos o triangulares.

 

Debido a su elevada posición, era muy complicado atacar las fortalezas georgianas. Este edificio exclusivo de Georgia aumenta al máximo la fuerza de tus defensas exteriores por menos coste de Producción que las Murallas del Renacimiento.

 

Aunque esta clase de castillos ya existían en la época de Alejandro Magno, los georgianos los usaron con gran eficacia durante el siglo XVII. Incluso hoy son un gran imán de turistas. Cuando avances en el principio Conservación con Georgia, también podrás beneficiarte de ese turismo.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LÍDER: GLORIA DEL MUNDO, DEL REINO Y DE LA FE

Tamara puede declarar una guerra de protectorado tras ganar el principio de Teología. Considerando los orígenes de Tamara y cómo supo inspirar a sus tropas antes de la batalla, estas ganan una bonificación a la Fe durante un tiempo limitado tras declarar una guerra de protectorado. Además, Georgia gana bonificaciones mientras sigan difundiendo la palabra de Dios. Los enviados asignados a una ciudad-estado de tu religión mayoritaria cuentan como dos.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LA CIVILIZACIÓN: FUERZA EN LA UNIDAD

Tras un tiempo de relativa estabilidad en Georgia, Tamara ayudó a crear unidad entre su gente y a darles un propósito. Honra sus logros con los momentos de orgullo. Al hacer una Dedicación al principio de una edad de oro, recibes su bonificación de la época normal que cuenta para la Puntuación de época, además de la bonificación de la edad de oro.

Tamara es uno de los nueve líderes nuevos que se incluyen en Civilization VI: Rise and Fall cuando la expansión esté disponible, el 8 de febrero de 2018.

Participa en conversaciones en las redes sociales usando el hashtag #UnTurnoMás, y no olvides seguir la franquicia Civilization en las redes sociales para enterarte de las últimas noticias de Sid Meier’s Civilization VI.