Civilization VI: Rise and Fall - Shaka lidera a los zulúes

Es incuestionable que fue uno de los mayores comandantes de la historia militar, pues sus reformas de los ejércitos zulúes confirieron una eficiencia, organización y letalidad que hicieron de los impi una de las fuerzas más temidas del mundo. Tanto la ira como aflicción de Shaka causaron la pérdida de miles de vidas en el continente africano.

Era el hijo ilegítimo del jefe zulú Senzangakhona y de Nandi, hija de un jefe langeni. Con el tiempo, su madre y Shaka fueron exiliados por el jefe zulú. Sometidos al desprecio y al estigma, Nandi encontró un refugio seguro con el jefe de los mthethwa, Dingiswayo.

Durante esta época, Shaka entró en el ibutho, un programa de cuadros militares tradicional en la zona. Los jóvenes de la misma edad se agrupaban en una unidad dentro del ibutho y esta unidad se disolvía cuando los hombres alcanzaban la mayoría de edad y se convertían en guerreros. La unidad de Shaka sirvió a las órdenes del jefe Dingiswayo. Este sentó las bases para el sistema de mando que Shaka finalmente perfeccionaría.

Cuando su padre biológico murió en 1816, Shaka, que por aquel entonces era ya un comandante de renombre por derecho propio, dejó los ejércitos de Dingiswayo y volvió a dirigir a los zulúes, eran el más pequeño de los clanes bantúes de la región. El sur de África aprendería rápidamente a temer al pueblo Zulú.

Shaka reorganizó de inmediato el ejército y su preparación. Refinó y fortaleció el sistema de edades del ibutho para convertirlo en una organización regimental basada en la edad. En este sistema cada regimiento tenía asignada una aldea fortificada distinta (o ikanda), una heráldica uniforme en sus escudos de piel de buey, una ornamentación específica en sus alhajas y tocados y juraba lealtad a Shaka. La organización de los impi y sus tácticas se estandarizaron. Shaka introdujo un cuerpo de oficiales, que ascendían según méritos y capacidades, provenientes de todas las tribus sometidas. Es adecuado compararlo con las reformas que introdujera Mario en las legiones romanas; pues ambos comandantes se hicieron con el control de fuerzas básicas competentes y las transformaron en maquinarias militares imparables.

Entonces, Shaka se llevó su impi a una campaña de conquistas. Se dice que su primera conquista fueron los langeni que lo humillaban de niño. Cuando su antiguo comandante Dingiswayo murió asesinado en manos del jefe zulú rival Zwide, Shaka juró vengarse y estalló una guerra civil a gran escala entre los zulúes. Zwide sufrió una derrota decisiva en la batalla de la colina de Gqokli ante una fuerza de la mitad de su tamaño liderada por Shaka.

Pero el reinado de Shaka no estuvo exento de disputas. Hubo una gran oposición a sus políticas dentro del propio reino. La escalada de la guerra entre tribus hasta convertirse casi en un exterminio representó un cambio sustancial respecto a los patrones de guerra anteriores. Las tensiones se agravaron cuando Shaka hizo concesiones a los comerciantes europeos. Pero fue la muerte de su madre en 1827 la que al parecer marcó el comienzo del fin de Shaka... y la parte más sangrienta de su reinado.

Afligido por la pena, Shaka ordenó que no se sembraran campos ni se usara leche durante un año (y la leche era el alimento básico de la dieta zulú). Las mujeres embarazadas morirían con sus maridos, como cualquiera que se considerara que no estaba lo bastante triste. Se sacrificaría a las vacas "para que los terneros sepan lo que es perder a una madre". Los relatos hablan de 7000 súbditos de Shaka muertos a causa de su pena.

Sus dos hermanastros habían conspirado activamente contra él durante algún tiempo. En 1828, mientras los impi estaban en campaña en el norte, fue asesinado por sus dos hermanastros Dingane y Mhlangana, junto a un tercer conspirador llamado Mbopa. La tradición afirma que las últimas palabras de Shaka fueron una advertencia tanto sobre el creciente poder de los europeos en Sudáfrica como sobre el peligro de la desunión de los zulúes.

El ascenso meteórico de los zulúes liderados por Shaka, que se produjo en un momento de creciente colonización europea en la zona, tuvo un efecto profundo y complejo en la historia y la cultura del sur de África, cuyas implicaciones aún se debaten. El legado de Shaka como gobernante no es simple, incluso dentro de la actual cultura zulú. Pero su impacto en la historia del mundo está fuera de toda duda.

UNIDAD EXCLUSIVA – IMPI

Los poderosos regimientos de guerreros zulúes ya eran una gran fuerza cuando el ambicioso Shaka les enseñó nuevas técnicas, como la combinación de la iklwa (lanza corta con un filo más ancho que una lanza arrojadiza) con el ishlangu (escudo ovalado y grande recubierto con piel de vaca). Entrenaron para formar muros de escudos con los que protegerse de los proyectiles y ocultar cuántos eran y para atacar con la formación "cuernos de búfalo", por la que los guerreros más inexpertos rodeaban al enemigo por los lados (cuernos) mientras los veteranos embestían por el centro (el resto del búfalo).

Los métodos de entrenamiento de Shaka con los impi eran despiadados, pero gracias a ellos surgieron soldados muy unidos, disciplinados y capaces de realizar formaciones complejas con facilidad. Esta unidad que sustituye al lancero aumenta la bonificación por flanqueo, cuesta menos que otras unidades de combate de la misma era, tiene un coste de mantenimiento bajo y gana experiencia más rápido.

DISTRITO EXCLUSIVO – IKANDA

Los ikanda (también llamados "kraal" o "umuzi") eran haciendas zulúes autosuficientes y fortificadas. Una empalizada doble protegía a sus habitantes; la pared interior cercaba el ganado y el muro exterior evitaba que los intrusos entraran. Los ikanda estaban colocados cuesta arriba por razones prácticas y estratégicas, ya que el agua pluvial corría cuesta abajo para limpiar el ikanda mientras que los enemigos se veían obligados a atacar una posición elevada. Dentro de la estructura militar de Shaka, un regimiento permanecería estacionado en un ikanda, donde entrenarían y vivirían.

Según los zulúes iban conquistando y adquiriendo tribus vecinas, más ikandas iban surgiendo. Este sustituto del campamento, exclusivo de los zulúes, proporciona alojamiento adicional. Cuando se tienen el principio o la tecnología necesarios, se pueden crear Corps y Ejércitos directamente. Esto lleva a crear Corps y Ejércitos más rápido.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LÍDER – AMABUTHO

A la edad de 23 Shaka lideraba un regimiento Impi. Siguió ascendiendo gracias a sus hazañas y se convirtió en uno de los comandantes más preciados del jefe Dingiswayo. Shaka también era conocido por entrenar y armar a sus tropas, sustituyendo las lanzas ligeras arrojadizas (assegai) por las lanzas iklwa con filos más anchos y los escudos grandes recubiertos con piel de vaca. Como resultado, en el juego, Shaka puede formar Corps (Principio de Mercenarios) y Ejércitos (Principio del Nacionalismo)  antes. Con Amabutho se obtiene además una bonificación adicional al combate para ambos.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LA CIVILIZACIÓN – ISIBONGO

Cada tribu, una vez conquistada, quedaba subordinada al reino zulú, sus jóvenes se incorporaban al ibutho y los zulúes proseguían la marcha. Shaka también ofrecía "zanahorias" diplomáticas, con el palo del impi siempre presente. Esto se verá reflejado en le juego con Isibongo. Conquistar una ciudad con una unidad hará que esta pase a ser un Corps o un Ejército, siempre que los principios adecuados estén desbloqueados.

Shaka es uno de los nueve nuevos líderes que que se incluyen en Civilization VI: Rise and Fall cuando esta expansión salga, el 8 de febrero de 2018.

Participa en conversaciones en las redes sociales usando el hashtag #UnTurnoMás, y no olvides seguir la franquicia Civilization en las redes sociales para enterarte de las últimas noticias de Sid Meier’s Civilization VI.