CIVILIZATION VI: GENGIS KAN VUELVE PARA LIDERAR MONGOLIA

En una ocasión, Gengis Kan pidió dos estandartes tug ("Espíritu"): uno hecho de pelaje de caballo blanco, para los tiempos de paz, y otro hecho de pelaje de caballo negro, para todas las demás ocasiones. Al morir, se cuenta que su alma pasó al estandarte negro para vencer al paso del tiempo. Así vivió, y murió, el temido "emperador universal" del Imperio mongol.

 

Las historias cuentan que, en 1162 d. C., nació agarrando un coágulo de sangre, señal de que algún día sería un gran líder. Los académicos creen que su nombre original, Borjigin Temujin (esto último significa "herrero"), le fue otorgado "en honor" al jefe de una tribu al que habían capturado, para así provocar su cólera. A los 9 años concertaron su matrimonio con Borte, la hija del jefe de la tribu vecina, los kungrat, y en un año, su tribu lo marginó y sufrió el asesinato de su padre por parte de los tártaros; años más tarde, a los 16, mató a su medio hermano. Y todo eso mientras su madre, Hoelun, lo instruía para ser un buen gobernante que pudiese influir en sus aliados y controlar a sus enemigos.

 

Temujin comenzó a reunir tropas a los 20 años. Empezó con sus hermanos, una unidad de lucha que emprendía asaltos por su cuenta, y acabó creando un ejército que, con el tiempo, estaría compuesto de unos 20 000 soldados muy temidos. Después de esto, se ocupó de derrotar a los bárbaros para vengar a su padre, haciendo gala de la gran brutalidad que posteriormente tanta fama le daría. Pero no se detuvo ahí, sino que ordenó la muerte de todos los varones tártaros que midiesen más de 90 centímetros.

 

En 1206, Temujin unificó todas las tribus de las estepas, y fue entonces cuando recibió el título de "Gengis Kan". A continuación, decretó la Yassa, una recopilación de leyes divinas que se ocupaban de todo, desde la propiedad hasta el matrimonio o el servicio civil, y designó a su segundo hijo, Chagatai, para que supervisara su cumplimiento.

 

La Yassa acabó con las típicas causas de las guerras entre las tribus, ya que prohibía el secuestro de mujeres y la herencia de títulos. Además, también fue tolerante con las religiones de sus súbditos (siempre que lo reconocieran como autoridad suprema).

 

Se dice que al morir, con 60 años, Gengis Kan pidió en secreto que lo enterrasen con sus seis gatos, con la esperanza de que sus ronroneos lo guiasen hasta el más allá. Cuenta la leyenda que los escoltas del funeral mataron a todo el que se cruzó en su camino para mantener en secreto su lugar de descanso eterno. Después de darle sepultura, los soldados hicieron que 1000 caballos pisoteasen cualquier rastro que hubiesen podido dejar del lugar de entierro, que aún permanece oculto en la actualidad. El negro estandarte espiritual de Gengis Kan siguió ondeando sobre la tierra gracias a su tercer hijo, Ogedei. Este heredó y amplió el imperio, que llegó a extenderse desde el mar Caspio, en el oeste, hasta la costa oriental.

UNIDAD EXCLUSIVA: KESHIG

Los keshig mongoles (que se puede traducir como "Los favorecidos" o "Los benditos") eran la guardia imperial de élite del Gran Kan. Divididas en unidades diurnas (torguud) y nocturnas (khevtuul), estos guerreros a caballo estaban formados originalmente por los luchadores más leales de Gengis Kan. Los keshig estaban muy bien pertrechados y se aprovechaban de los arcos compuestos y de su gran movilidad para hostigar a sus rivales desde lejos, y como arqueros a caballo, no tenían rivales. Estas unidades servían como guardaespaldas, por lo que resultan ideales para escoltar a unidades civiles y de apoyo más lentas que ellos, permitiéndoles incluso moverse más rápido.

MEJORA EXCLUSIVA: ORDU

"Ordu" significa "tienda palacio"; sin embargo, para los nómadas de Mongolia, un ordu era mucho más que una simple tienda, era el centro de la tribu.

 

El ordu era el cuartel general y el campamento principal móvil del Kan y sus guerreros, y aunque estaba pensado para viajar, su diseño era elegante y tenía tanto decoraciones sencillas como complejos patrones bordados.  El ordu se desplazaba con el Kan y los guerreros para que se sintiesen como en casa durante sus campañas. Por esa razón, esta mejora otorga una bonificación de movimiento a las unidades de caballería ligera y pesada.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LA CIVILIZACIÓN: ÖRTOO

Las tropas mongolas eran muy veloces, por lo que los mensajeros, como no podría ser de otra manera, tenían que ser aún más rápidos. El Örtoo funcionaba como una ruta de suministros muy usada tanto por Gengis Kan como por los kanes que le sucedieron. Estas estaciones de relevo servían para que los mensajeros pudiesen entregar la información tan rápido como les fuese posible. Dicha habilidad es como una ruta comercial de combate que se puede aprovechar para así conseguir una mayor Fuerza de combate y visibilidad diplomática con las que aventajar a los rivales.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LÍDER: HORDA MONGOLA

La temida horda mongola de Gengis Kan, así como la reputación que se había labrado por aniquilar por completo a sus enemigos, lo convirtieron en toda una leyenda. Con la habilidad exclusiva de Gengis Kan, todas las unidades de caballería mongolas ganan una bonificación de combate y la posibilidad de capturar a las unidades de caballería enemigas para engrosar sus filas.

Gengis Kan regresa en Civilization VI: Rise and Fall. Cuando la expansión salga a la venta, el 8 de febrero de 2018, vendrá acompañada de un total de nueve líderes y ocho civilizaciones.

Participad en conversaciones en las redes sociales usando el hashtag #UnTurnoMás, y no olvidéis seguir la franquicia Civilization en las redes sociales para enteraros de las últimas noticias de Sid Meier’s Civilization VI.