Civilization VI: Rise and Fall – Roberto I de Escocia lidera Escocia

A Roberto Bruce, nacido en el seno de una familia aristocrática, se le recuerda por haber liderado la defensa escocesa durante la guerra de independencia contra Inglaterra a finales del siglo XIII. Roberto consiguió reclamar el trono de Escocia y llevar a su pueblo a la victoria ante el opresivo dominio inglés. 

Aunque no se conocen demasiados detalles sobre su juventud, Roberto pertenecía a un linaje de la nobleza escocesa, y a los 18 años ya estaba integrado en el entramado político que rodeaba al gobierno de Escocia.

Tras la muerte de su reina en 1290, Escocia entró en un periodo de interregno en el que no hubo gobernante. Eduardo I, rey de Inglaterra (popularmente conocido como "el Zanquilargo"), tuvo que decidir quién ocuparía el trono vacante. En 1292, Juan de Balliol fue designado como legítimo heredero al trono, lo que descartaba al abuelo de Roberto, por lo que tanto él como su padre se negaron a aceptar la decisión.

En lugar de apoyar al recién coronado rey, los Bruce se aliaron con el Zanquilargo, el rey inglés que había optado por Juan en un primer momento, y como consecuencia, la familia Bruce tuvo que enfrentarse a muchos de sus compatriotas.

Al enterarse de la alianza entre los escoceses y los franceses en 1296, Inglaterra ordenó la invasión de Escocia y destronó al rey Juan, dejando una vez más estas tierras sin un verdadero monarca. Desobedeciendo los deseos de su padre, Roberto buscó alianzas con aquellos que querían rebelarse. Pero no fue hasta 1298, tras haber combatido de nuevo en el bando del Zanquilargo en la Batalla de Falkirk, cuando Roberto cortó definitivamente sus lazos con el rey inglés. Después de ver a sus compatriotas derrotados, incluido sir William Wallace, había llegado la hora de un cambio. Roberto fue nombrado sucesor de Wallace cuando este renunció al título de Guardián de Escocia.

Se sucedieron una serie de aparentes acuerdos y de promesas incumplidas en torno al futuro del trono de Escocia, hasta que en 1306 Roberto se reunió con John Comyn, sobrino del anterior rey Juan. Comyn era otro candidato al trono y un potencial rival de Roberto. Hoy en día todavía se debaten los detalles de aquel encuentro, pero lo que sí se sabe a ciencia cierta es que, en algún momento, los dos llegaron a las manos y Roberto asesinó a Comyn. En menos de dos meses, sería nombrado rey de Escocia por el resto de la nobleza.

Como rey, Roberto lideró a los escoceses en un largo conflicto contra Inglaterra que, tras el reinado del Zanquilargo, se prolongó en el de su hijo Eduardo II. Durante casi ocho años, Escocia e Inglaterra se disputaron el control de la nación, hasta que en 1314 la Batalla de Bannockburn marcó un punto de inflexión. Según algunas fuentes, las fuerzas inglesas superaban tres veces en número a las de Roberto, y aun así, los escoceses consiguieron la victoria gracias a su superioridad estratégica. Inglaterra perdió miles de hombres y la batalla fue una dura humillación para la nación y para el rey Eduardo. Roberto aprovechó el momento para presionar a los ingleses en su propio terreno y también en sus territorios en Irlanda.

El empeño de Inglaterra por hacerse con el control de Escocia terminó definitivamente en 1324, cuando Roberto obtuvo el reconocimiento del Papa como legítimo rey y único gobernante de la nación. En 1327, el Tratado de Edimburgo-Northampton marcó oficialmente el final de la que más tarde sería conocida como primera guerra de independencia escocesa.

Aunque vivió para ver su patria libre del yugo inglés, Roberto murió el 7 de junio de 1329, a los 54 años. A pesar de los conflictos políticos que rodearon a la familia Bruce durante los años de su formación, Roberto respondió a la llamada de su pueblo y se deshizo definitivamente de la amenaza inglesa tras más de una década de enfrentamientos.

UNIDAD EXCLUSIVA: HIGHLANDER

Los temidos y respetados Highlanders escoceses eran feroces en combate. De hecho, algunos estudiosos aseguran que incluso los vikingos sabían que era mejor evitar esa nación. Esta potente unidad de reconocimiento, que sustituye al Ranger en Civilization VI, obtiene una bonificación de Fuerza de combate cuando lucha en terreno de Colinas y Bosques.

 

ESTRUCTURA EXCLUSIVA: CAMPO DE GOLF

Aunque a día de hoy aún se especula sobre cuáles fueron los orígenes del golf y si fue obra de los chinos, los persas o los romanos, sí se sabe que la versión moderna proviene de la Escocia del siglo XV. Uno de los registros escritos más antiguos se encuentra en el acta parlamentaria de Jacobo II del 6 de marzo de 1457, que prohibía tanto el golf como el fútbol. Esto se debía a que era una distracción innecesaria durante el aprendizaje del tiro con arco en un momento en el que la instrucción militar era obligatoria para todos los varones mayores de 12 años.

Este pasatiempo, otrora prohibido, ofrece una gran cantidad de bonificaciones a la Escocia de Civilization VI. Un Campo de golf confiere Servicios, Oro y Cultura adicionales si se coloca adyacente a un Centro urbano, además de Cultura extra si está cerca de un Complejo de ocio. En fases más avanzadas de la partida, otorga Turismo y Alojamiento adicionales. Las casillas de Campo de golf no se pueden intercambiar ni colocar en Desierto o Colinas del desierto.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LÍDER: BANNOCKBURN

La Batalla de Bannockburn supuso un punto de inflexión en la lucha escocesa por su independencia de Inglaterra. No se sabe a ciencia cierta el número de soldados implicados, pero la fuerza inglesa sufrió graves bajas a pesar de ser al menos un 50% superior al ejército escocés. Como resultado, Escocia emprendió incursiones en territorio inglés. Gracias a esto, los escoceses obtienen varias bonificaciones de guerra. Roberto I de Escocia puede declarar una guerra de liberación tras conseguir el principio de Tácticas defensivas. También obtienes Producción extra y Movimiento adicional durante una guerra de liberación.

HABILIDAD EXCLUSIVA DE LA CIVILIZACIÓN: ILUMINACIÓN ESCOCESA

Los siglos XVIII y XIX conformaron un periodo de grandes logros científicos e intelectuales para el pueblo escocés: desde descubrimientos en el campo de la ciencia, las matemáticas o la literatura, hasta la publicación de "La riqueza de las naciones", de Adam Smith, que se convirtió en el marco teórico fundacional, provocando un impacto inmediato en la Inglaterra de la época que aún sigue influyendo hoy en día. Así, las ciudades felices reciben una bonificación de Ciencia y Producción, además de generar más puntos de Gran científico por Campus y de Gran ingeniero por Zona industrial.

Roberto I de Escocia es uno de los nueve líderes nuevos que se incluirán en Civilization VI: Rise and Fall cuando la expansión esté disponible, el 8 de febrero de 2018.

Participad en conversaciones en las redes sociales usando el hashtag #UnTurnoMás, y no olvidéis seguir la franquicia Civilization en las redes sociales para enteraros de las últimas noticias de Sid Meier’s Civilization VI.